Aprendiendo a acampar junto a mi hijo

Testimonio del Trekking Crew 
Por Randolfo García 

Este fue el primer mensaje que envié al Club Patas Sucias el 20 de febrero del 2020. En él se encuentra mi motivación y el por qué me decidí a hacer backpacking.


La ilusión con que lo escribí y lo que esperaba conseguir se ha cumplido a cabalidad. Luego de tres senderos y una exploración, tanto mi hijo como yo hemos sentido el dolor y el cansancio, compartimos la sensación de que no somos todo poderosos ni inservibles, compartimos el trajín de cada sendero, hacemos nuestros ajustes para caminar juntos y nos sentamos cuando nos toca, con la satisfacción del deber cumplido.


Colocar la mochila en tu espalda ya es un aprendizaje, pero la lección que me llevo entre mis zapatos sucios es que no sabia que tenía un compañero de sendero que pone todas sus energías en demostrar que él puede: no se queja ni amanece achacoso como me pasa a mí.


Si estás cansado de competir con la tablet, el Nintendo Swift o el PlayStation, intenta con los senderos
. Les aseguro que es un viaje hermoso y gratificante, que nos muestra a todos que la victoria y los logros se consiguen con sacrificio y dedicación. #AcamparEsFacil

Próximas Actividades


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Río Partido Trail Day: 16 de Agosto 2022

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Cómo prepararte para toda excursión