Conociendo Laguna Cristal y Playa Rincón


El pasado fin de semana nos fuimos unos pocos Patas Sucias con nuestros hermanos de CoroCamping para disfrutar de la Laguna Cristal y de la Playa Rincón, en una excursión peluche y familiar de una noche. Para mí fue una hermosa experiencia pues no conocía la Laguna y no había acampado en Playa Rincón, y pude hacer ambas cosas junto a la parte más pequeña de mi familia. Acampar con los #PatasSuciasKids es una experiencia que nos muestra de inmediato la importancia de nuestro legado.

El recorrido hacia nuestros destinos fue tranquilo y común, según lo habitual a las carreteras dominicanas. No voy a criticar a los conductores imprudentes, a la falta de supervisión en las carreteras y a la falta de asfalto tan pronto te sales de la autopista principal por la que vas, ya que eso es tema de otra publicación, pero si es importante destacar que a nuestros destinos se llega en cualquier tipo de vehículo, de modo que temprano en la mañana del sábado ya estábamos en la Laguna Cristal, cerca de los Haitises. Este lugar, característico por lo transparente de sus aguas y por los trapecios ubicados en varios extremos de la Laguna, nos recibió con brazos abiertos. Aquí encontramos una sorprendente calma y un espacio sólo para nosotros, a excepción de un puñado de trabajadores que construyen escalones hasta la Laguna para los futuros visitantes. Estamos viendo el desarrollo de la comunidad, aprovechando de manera consciente, los recursos naturales que posee.


El agua de la Laguna Cristal es fría, pero se disfruta. Y, luego de varios saltos en ella, el cuerpo entra en calor suficiente para pasar varias horas nadando. No a todos nos fue bien con eso de los saltos, pero el siguiente vídeo muestra cómo algunos Patas Sucias son expertos acróbatas.


Cerca del medio día nos fuimos de la Laguna, con el entusiasmo de llegar a la playa y almorzar. Fuimos primero a Playa El Valle, en Samaná, donde almorzamos. Lamentablemente, aquí no pudimos quedarnos porque el fuerte oleaje de los días pasados se ha comido, literalmente, gran parte de la playa. De modo que nos fuimos a Playa Rincón para pasar el resto de la tarde, acampar y disfrutar del hermoso domingo que nos esperaba.


Playa Rincón es una especie de paraíso popular, ubicado en la parte más curiosa de nuestra península de Samaná. Aquí se conjugan un pequeño río de aguas cristalinas y el fuerte oleaje del Océano Atlántico. Las autoridades de la playa tiene un estricto control de las actividades que en ella se realizan, lo cual asegura cierto nivel de seguridad cuando se abarrota de visitantes. La seguridad, sin mucho ruido, pusieron en su lugar a unos jóvenes que pretendían jugar pelota de playa por encima de los demás visitantes. Pocas veces he visto a las autoridades ejercer su rol de manera tan eficiente, profesional y respetuosa. Eso fue muy positivo, pues los domingos el espacio es visitado por familias completas y personas de todas las edades, gustos y colores, que merecen ser protegidas por el Estado.


En Playa Rincón disfruté de un hermoso amanecer de esos que salen en las famosas películas. Tenemos una gran suerte de poder disfrutar estos recursos naturales y tenemos una gran responsabilidad de protegerlos y preservarlos. No sólo preservarlos para poder disfrutarlos hoy y poder regresar mañana, sino también para el deleite, el aprendizaje y el desarrollo de nuestros hijos, y de los hijos de nuestros hijos. Como decía un viejo anuncio popular, come to Samana and enjoy this beautiful place. Le va a encantar. #NosotrosAcampamos.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Río Partido Trail Day: 16 de Agosto 2022

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Cómo prepararte para toda excursión