Cómo cruzar un río bravo cuando vas de acampada

Cruzar un río es casi inevitable cuando andamos acampando. Si la corriente es fuerte puede ser un punto peligroso pues puedes caer y ser arrastrado, mojar tus pertenencias, sufrir heridas y darte un golpe serio.

Aún así, si se aplica la técnica adecuada, puede ser una experiencia divertida y emocionante. Recuerda siempre cruzar por la sección de menor profundidad, cruzar de frente a la corriente y ayudarte de los compañeros. Evalúa los riesgos y elige ser conservador al afrontarlos. Puedes ver aquí nuestro vídeo sobre cómo cruzar un río bravo o con mucho caudal.


Y el que no grita al terminar el cruce, que se devuelva. #AcamparEsFacil

Próximas Actividades


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Los 10 equipos esenciales para toda excursión

Cómo recuperarse después de la excursión: el dolor muscular