Mitos y realidades del sleeping bag

El sleeping bag es una pieza inconfundible que caracteriza una acampada. Es una figura y un nombre icónico desde generaciones atrás. A pesar de su amplio y popular uso, es bueno compartir algunos mitos y realidades del sleeping bag, para así asegurar un uso adecuado del mismo.


El sleeping bag es una funda de tela, a veces sintética y a veces de plumas, que puede ser cerrada con un zipper y que se utiliza para mantenernos calientes en noches al aire libre. Su función primaria es la de aislarnos del entorno para que podamos mantener el calor corporal. Estos son algunos puntos importantes a considerar sobre los sleeping bags:

  • Mantienen el calor corporal de la persona que lo utiliza, pero no genera calor adicional.
  • En noches muy frías la persona puede hacer un poquito de ejercicio antes de entrar al sleeping bag, para aumentar el calor corporal.
  • Para aumentar el calor también se puede calentar agua, entrarla en una botella plástica, cubrirla con tela e introducirla en el sleeping bag.
  • Si el sleeping bag da mucho calor se puede abrir el zipper y sacar los brazos o piernas.
  • Los sleeping bags tienen un nivel de temperatura óptimo distinto en base a si son para verano, para invierno o para montañas nevadas. Hay que elegir uno para el tipo de clima que se va a visitar.
  • En climas cálidos el sleeping bag se puede sustituir por una frisa o frazada ligera.
  • Los sleeping bags de antaño eran grandes y pesados, pero con las tecnologías actuales existen sleeping bags bien ligeros y que no ocupan mucho espacio.
  • Una bolsa de compresión ayuda a reducir el espacio que ocupa el sleeping bag dentro de la mochila de backpacking.
  • Cubrir el sleeping bag con una funda plástica o una bolsa impermeable es una excelente idea para evitar que se moje, en caso de una tormenta.


Es importante señalar, de manera muy especial, que el sleeping bag no ofrece protección térmica contra el piso. Cuando dormimos en él nuestro peso lo aplasta y al comprimirlo se elimina su capacidad de aislarnos contra el frío del ambiente. Por esta razón siempre debe utilizarse un sleeping bag junto a una colchoneta o sleeping mat, que es el equipo que nos aisla del frío suelo y nos mantiene calientes. De hecho, un buen sleeping mat es más vital que el sleeping bag, a la hora de mantener nuestra temperatura corporal.

Aprende más sobre nuestros sleeping bags visitando nuestra tienda. No olvides que #NosotrosAcampamos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Río Partido Trail Day: 16 de Agosto 2022

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Nivel de dificultad de nuestras excursiones | Enero 2021