Tres simples acciones para preservar nuestros espacios naturales

Todos estamos preocupados por el cambio climático al que estamos expuestos y queremos preservar nuestros espacios naturales. De ellos depende la biodiversidad y el agua que nos sostienen. Sin embargo, no siempre tenemos claridad sobre el gran impacto que de manera individual nosotros mismos causamos. Lo ideal es conocer y aplicar los Principios de No Dejar Rastro y, en base a ellos, te comparto tres simples acciones que ayudarán a reducir tu impacto en los entornos naturales.

1. Lleva sólo 1 mochila o bulto de equipaje por persona


Las personas que van a los entornos naturales, cuando son novatas, se sienten que tienen que llevar de todo para tener seguridad y comodidad en estos ambientes. Esto es un grave error, ya que mientras más cosas llevamos mayor es el nivel de impacto que ejercemos sobre estos delicados entornos. Este impacto es conocido como "carga turística" y debemos reducirlo al mínimo.

Por esta razón debemos preparar sólo una mochila o bulto de equipaje y asegurarnos de que lo que no quepa en él se quede en casa. En realidad no se necesita mucho para irse a la montaña por varios días. Nosotros nos hemos ido hasta por 9 días con una sola mochila que incluía casa de campaña, agua, comida y todo lo demás. Tú también puedes aprender a hacerlo.

2. Minimiza el uso de mulos y caballos


Los mulos y caballos no son animales propios de nuestros entornos naturales. Cuando ellos los visitan los destruyen al comerse las plantas y evacuar en los senderos y en las fuentes de agua. Se calcula que uno de estos animales equivale a la carga turística de hasta 4 personas. Imagina el impacto que generan 10 y 20 mulos por excursión. Este impacto no es sostenible.

Por esta razón es importante minimizar su uso. Por cada mulo que no utilices podrías llevar 4 personas adicionales al lugar natural y causar el mismo impacto. Me parece un cambio razonable. Además, si cumpliste con llevar sólo una mochila por persona, una mula podría fácilmente cargar el equipaje de 4 y 5 personas. Ambas acciones se complementan para el bien de nuestros parques y el de nuestra salud.

3. Saca del entorno todo lo que lleves


Parece algo obvio, pero la realidad es que estamos dejando una inmensa cantidad de basura en nuestros espacios naturales. Parte del problema es que asumimos que como hemos contratado guías y personas que nos asistan en la alimentación, preparación de casas de campaña y en todo lo demás, dejamos en ellos la responsabilidad de recoger y sacar nuestros desperdicios. Esto se vuelve una tarea titánica e imposible para cualquier persona. No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.

Si queremos entornos naturales limpios y sanos debemos dejar de crear y de dejar desperdicios. Cada persona debe hacerse responsable de su propia basura y llevarla consigo hasta salir del entorno natural y llegar a zonas urbanas donde hay servicio de recogida de basura. Esto incluye a los desperdicios plásticos, pero a los orgánicos también. Las cáscaras y restos de alimentos no son abonos de plantas; son fuentes de contaminación para las especies que habitan en nuestros espacios naturales.

En conclusión, como visitante tú tienes un gran poder para reducir el impacto que causas con tu visita. No olvides empacar todo lo que llevas en una única mochila o bulto, minimizar el uso de mulos y sacar todo aquello que hayas llevado. La salud de nuestro ambiente depende de ti. #AcamparEsFacil

Próximas Actividades


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Río Partido Trail Day: 16 de Agosto 2022

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Cómo prepararte para toda excursión