Cuando estás en lo profundo del monte y no queda más opción | Mi Testimonio

Testimonios del Trekking Crew 
Por Mampula / Shanti Turbí

Cuando pasamos mucho tiempo en la ciudad buscamos felicidad de diversas fuentes: con nuestra familia y amigos mientras balanceamos nuestras responsabilidades, con el trabajo o en la universidad. Nos la pasamos ocupados. Ambos espacios, el trabajo y el ocio, son tumultuosos y ruidosos, con mucho dinamismo, sin mucho tiempo para nosotros. La pandemia nos obligó a detenernos, particularmente me empujó a buscar una manera de liberar tensión y estoy profundamente agradecida que tropecé con el senderismo y con esta hermosa familia.


Las montañas, el rio y los senderos son lugares, espacios, para redescubrirse. Tienen la magia de sacarnos la versiona más genuina con la adversidad, y de construir confianza en uno mismo. Mi parte favorita de ir a excursiones es la inevitable situación del reto: cuando estás en lo profundo del monte y no queda más opción que seguir adelante. Es una práctica que te permite dar cuenta de tu resistencia y fortaleza mental, una escuela de tu esencia como individuo, fragua de resiliencia (y del surgimiento de Mampula), con lo indomable que es el obstáculo y cuando no hay manera de superarlo por su magnitud, no sientes humillación ante su grandeza y el fracaso de no lograrlo, sólo humildad (algunos destinos no son para llegar sólo para observar. El Escondido me enseñó esto).


Claro que no todos lo sienten así. Cada experiencia es única en su percepción y esto es uno de los grandes encantos de la actividad. Amo ir a las montañas porque me causan mucha felicidad y plenitud, un nivel de complicidad mas allá de los días que duro en los valles. Y cuando no estoy, anhelo volver a recargarme de esas “buenas vibras”.

Se ha convertido en un estilo de vida que me impacta positivamente, constantemente, emocional, física y mentalmente. Si lo permites, e interiorizas tus experiencias, cambiará como percibes y reaccionas ante la vida. Aunque puede ser también una manera muy chula y divertida de pasar tu fin de semana, porque no todo debe ser reflexión (Sirenita me lo enseñó).


Estoy muy agradecida por todos los momentos hermosos, algunas veces indescriptibles y también por las pasadas de lucha que hemos experimentado en las cordilleras y ríos de mi país, cada una con su particular lección. Es una hermosa sección de terapia donde me reencuentro, no sólo conmigo misma, sino también con la naturaleza de donde todos surgimos y terminamos.


Donde mi música de fondo es el río corriendo, con la vida tiene un concierto interminable, donde las estrellas iluminan mi camino y tengo la dicha de compartir con personas que sienten la necesidad y pasión de aventurarse fuera de la jungla de cemento y hacia los bosques (El Puma es tan curioso como el dicho, pero la satisfacción siempre lo trae de vuelta). Gracias Patas Sucias y gracias Sensei#AcamparEsFacil

Próximas Actividades


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Río Partido Trail Day: 16 de Agosto 2022

Cómo recuperarse después de la excursión: picadas de mayes y jejenes

Cómo prepararte para toda excursión